lunes, 20 de noviembre de 2017

Peña Oroel (1.770 m) desde el Parador

Aprovechando que son Pilares en Zaragoza y que tengo un par de días de relativo relax con los estudios aprovechamos mi padre y yo para hacer la conocidísima ascensión a la Peña Oroel desde el Parador, que hace mucho que no subimos y a ambos nos apetece. Sin duda esta es la ruta más popular de Jaca y su entorno y vayamos cuando vayamos siempre encontraremos bastante gente. Carente de dificultades y con un desnivel muy asumible es perfecta para ir que niños, pero ojo, no para iniciar a niños ya que se les hará pesada.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fecha: 7 de Octubre de 2.017
Duración: 00:00 h - Parador de Oroel
00:30 h - Desvío senda de los Lobos (no tomar)
01:00 h - Collado de las Neveras
01:20 h - Cima de la Peña Oroel
02:20 h - Parador de Oroel
Desnivel: 600 metros en ascenso y otros tantos en descenso.
Longitud: 8,5 km en total según el GPS de mi móvil.
Itinerario: Parador de Oroel - Collado de las Neveras - Peña Oroel - Collado de las Neveras - Parador de Oroel
Dificultad: Muy fácil +. Ruta perfecta para hacer con los peques.



Powered by Wikiloc


Acceso: Desde Zaragoza tomar la  A-23  hasta Jaca, entrar en la ciudad para tomar la  A-1205  siguiendo indicaciones de Parador, cerca de coronar el Puerto de Oroel hay que desviarse por una pista asfaltada (le hace falta un repasito) también con indicaciones de Parador.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una bonita carreterita nos deja junto al parador de Oroel, a 1.180 metros de altitud. Además del aparcamiento aquí encontraremos una zona recreativa: parque, merenderos, ... Desde aquí ya se ve la cima, y como no la famosa cruz de Oroel.



El inicio del sendero está perfectamente marcado y señalizado. A lo larog de la subida iremos encontrando distintos paneles explicativos que aportan datos interesantes a cerca de la fauna y la flora de Oroel.


El sendero está muy trabajado, incluso demasiado en algunos puntos (opinión personal). Estos primeros metros apenas ascenderemos. Muchas hojas están ya en el suelo, este año el otoño se ha adelantado.




El día está fresco pero perfecto para las vistas y para caminar. Caminamos entre enormes pinos, a ojo calculo que tendrán más de 10 metros.



Las cimas pirenaicas de la Jacetania empiezan a asomar entre los árboles: Bisaurín, Aspe, Collarada,...



A los 15 minutos el sendero comienza a trazar zetas... así iremos ganando altura poco a poco hasta prácticamente ascender todo el desnivel hasta la cima.


 El bosque se va haciendo más espeso y va variando según ascendemos... merece la pena fijharse en los detalles de la subida ya que sino se puede hacer algo monótona.


Empieza a aparecer alguna señal de este otoño (veroño mejor dicho) que estamos teniendo, sin duda bastante pobre en cuanto a coloración de los árboles.



Ahora los pinos se intercalas con abetos y hayas, propios de zonas más húmedas.


Zetas, zetas y más zetas; en concreto 33, que pueden parecer muchas pero no son tantas si las comparamos con las ciento y pico que tienen algunos antiguos senderos de Canfranc.



Jugando un poco con el color selectivo de la cámara...


Tras 30 minutos de subida (a un ritmo "majo"), en una zeta encontramos este cartelito y a su lado un sendero cortado por unos troncos, ese sendero se llama la senda de los Lobos y nos llevaría hacia la punta Bacials, desde donde podríamos llegar a la cruz recorriendo todo el lomo; sin duda una opción bonita si se tiene tiempo, pero hoy no toca.


Nosotros hoy tenemos pensada una subida rápida así que seguimos por la ruta normal. 



Tras unos 30 minutos más, 1 hora en total; llegamos al llamado collado de las Neveras (1.668 m). Se acabaron las zetas, solo queda un corto tramo de suave subida hasta la cruz.



Desde aquí ya tenemos unas vistas muy buenas, pero desde la cima son incluso mejores.


Mientras espero al jefe me subo a un pequeño alto desde donde veo lo que queda hasta la cima. Como véis hay varios senderos, unos van más arriba y otros más abajo, pero todos convergen en la cima.


Ya reagrupados recorremos los últimos metros hasta la cima. Menudo contraste entre la ladera sur, cubierta de erizones (ni se os ocurra sentaros); y la norte, completamente arbolada.


Aprovecho para asomarme con cuidado a los cortados de conglomerado que caen hacia Jaca.


Una ultima subida nos depositará en la cima. Al fondo está la punta Bacials, donde desemboca la senda de los lobos de la que os he hablado antes.


Llegamos a la cima de la Peña Oroel (1.770 m) tras 20 minutos desde el collado. Preciosas vistas, vemos desde el Orhi hasta el Aneto pasando por Peña Forca, Bisaurín, Aspe, Collarada, Telera, los Infiernos, el Vignemale, Tendeñera, Monte Perdido, Cotiella y el Posets (para leer mejor los nombres de las fotos, dar click para ampliar).






Con zoom, el Parador de Oroel, desde donde hemos comenzado a caminar.


Hacia el sur se distinguen desde Peña Rueba hasta el Tozal de Guara pasando por Puchilibro, Gratal y el pico del Águila.


La zona de San Juan de la Peña.


Y aquí el autor, estrenando zapatillas de trail (unas Salomon Speedcross 4), perfectas para salidas fáciles de senderismo y, por supuesto, ¡para correr!.



Tras estas un buen rato en la cima hemos de marchar, descendemos hasta el Parador en apenas 1 hora, cerrando la ruta en 2 horas y 20 minutos. 
Después nos acercamos a Villanúa para rematar la mañana tomando el vermut en el José.

Espero que os haya gustado. ¡Hasta pronto!

viernes, 22 de septiembre de 2017

Ibones de Anayet desde el Corral de las Mulas

Los ibones de Anayet son uno de los lugares más emblemáticos y concurridos del Valle de Tena, y, aunque he estado en el Anayet, aquella ocasión subí por la Canal Roya y ahora accederemos a los ibones por la zona de Formigal, que es el acceso más habitual. La llegada a los ibones nos proporcionará la espectacular imagen del Anayet reflejado en las aguas.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fecha: 16 de Septiembre de 2.017
Duración: 00:00 h - Corral de las Mulas
00:30 h - Instalaciones de Anayet
00:40 h - El sendero se pega al Barranco de Culivillas
01:45 h - Ibones de Anayet
Desnivel: 676 metros acumulados en ascenso. Los mismos en descenso.
Longitud: 10,75 km. en total.
Itinerario: Corral de las Mulas - Carretera a Anayet Formigal - Instalaciones Anayet - Barranco de Culivillas - Llanos e ibones de Anayet. Regreso por la misma ruta.
Dificultad: Fácil. Ruta bien marcado y sin dificultades técnicas.


Powered by Wikiloc
El track se volvió un poco loco y además se paró al poco de inicar el regreso. Fijarse en los datos especificados en la descripción del blog y no en los del GPS de Wikiloc.


Acceso: Desde Zaragoza tomamos la  A-23  hasta Sabiñánigo, desde allí  N-260  hasta Biescas para continuar desde allí por la  A-136  , pasar Formigal y aparcar junto al acceso a Anayet (Corral de las Mulas). En verano está cerrado, en invierno podremos llegar hasta las instalaciones homónimas.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aparcamos el coche en el corral de las Mulas (1.620 m). Además de la pancarta de Anayet nos reciben unos más que frescos 6 grados, y con viento. Hoy las fotos las hago con el móvil ya que me he dejado la cámara en Zaragoza...


Nos calzamos, nos abrigamos bien y comenzamos la marcha. Cruzamos la valla por el paso para excursionistas y seguimos la carretera que nos llevará a las instalaciones de la estación de esquí.


Los primeros kilómetros por el asfalto vienen bien para calentar las piernas, y más en días como hoy. Serán unos 2 kilómetros en los que ganaremos más de 100 metros de desnivel. Vimos gran cantidad de ganado: vacas, caballos e incluso un burro.




Tras 30 minutos llegamos a las instalaciones de la estación de esquí de Formigal, más concretamente a la zona de Anayet (1.750 m). En invierno se sube con el coche hasta aquí, contrasta la masificación de esos meses con la relativa tranquilidad de estas fechas.


Abandonamos los dominios de la estación y buscamos los postes de la GR-11 que nos llevarán a los ibones. Al fondo el pico Culivillas, donde resiste la helada de la noche pasada.




La estación queda ya atrás y al fondo picos bastante conocidos de esta zona del valle de Tena.


Pero nosotros seguimos a lo nuestro siguiendo el marcadísimo sendero que progresa junto al barranco de Culivillas ganando altura poco a poco.



Unos metros más adelante el barranco toma dirección Oeste, y nosotros también ya que el sendero no se separará de él hasta llegar a los ibones.




Vistazo atrás, las laderas por las que bajamos esquiando en invierno. A la izquierda el pico Campo de Troya (curioso nombre).


Ahora el terreno toma algo más de pendiente (sin más) y atravesaremos una pequeña zona rocosa que hoy se presentaba algo incómoda.



Vamos ganando altura. La pendiente va variando continuamente, encontraremos pequeños llanos y algunos repechos suaves.


Sobre la cota 1.900 entramos en una zona más cerrada bajo los murallones de la punta de la Garganta, que queda a nuestra derecha. Parece alta pero la superaremos en altura.



Tras un pequeño repecho la pendiente vuelve a suavizar. Al fondo intuimos la zona donde se ubican los ibones, pero para llegar aun queda.



Vistazo atrás, asomas los Infiernos con su singular marmolera.


Y frente a nosotros llama la atención una curiosa punta en mitad del vallecito que rápidamente dejaremos atrás. Estamos a 2.000 metros y llevamos 1 hora y 5 minutos de marcha.



Con cada vez más frecuencia vamos observando los restos de la helada.


Tras atravesar un pequeño llano el vallecito vuelve a tomar inclinación y comenzamos la subida final al llano de los ibones. La subida es perfectamente asumible y muy cómoda.


Remontando el valle, vistazo atrás: la Punta de la Garganta queda atrás y sobre ella algunos tresmiles.


Seguimos, en este último tramo dimos caza a algunos grupos que habían salido antes que nosotros, y eso que no fuimos especialmente ligeros. 


El sendero traza algunas zetas cerca de la cascada que forma el barranco, aunque mi padre sigue con su proceso de recuperación después de una operación de rodilla y va poco a poco yo decido arrancar hacia arriba ya que me encuentro muy bien y me gusta machacarme algo más, cosas de juventud.



Superado el repecho final la pendiente cede y aprovecho para hacer una foto del vallecito por el que hemos subido y el entorno, finalmente hemos dejado la Punta de la Garganta queda bastante abajo.



Y tras esperar a mi padre y charrar con un simpático grupo de montañeras seguimos hacia los ibones, solo quedan unos metros.


Aparece el Anayet.


Y llegamos a los ibones de Anayet (2.230 m), que se ubican en unos amplios llanos bajo el pico Anayet. Antes eran tres ibones, actualmente solo quedan dos. Nos ha costado 1 hora y 45 minutos a ritmo suave.



Bajamos a la orilla del ibón, el Anayet se refleja en las aguas. Tras pensar si podríamos continuar hacia el Vértice decidimos dejarlo para otro día ya que anuncian lluvias para dentro de un rato.





Tras comer lo justo camino un poco junto al ibón buscando nuevas vistas. Las cumbres más altas presentan una ligera espolvoreada.




Vuelvo con mi padre y tras recordar mi ascensión al Anayet por la Canal Roya del año pasado nos despedimos del resto de grupos e iniciamos el descenso. Cerca de la zona de Anayet (55 minutos desde los ibones) saco esta foto hacia el Arroyeras, ¡hasta otra!



Finalmente y tras el pesado tramo por la carretera llegamos al corral de las Mulas tras 1 hora y 15 minutos de descenso, poniendo punto y final a la ruta de hoy cuando las nubes ya cubren toda la zona, las primeras gotas nos cogerían en Búbal.


Por último deciros que para mí comienza un año duro en los estudios: 2º de Bachiller es un curso complicado y aunque haré alguna excursión cuando pueda ya os comunico que no serán tan seguidas como en verano. ¡Un saludo!.