jueves, 31 de agosto de 2017

Collarada (2.886 m), Collaradeta (2.729 m) y El Fraile (2.705 m) desde la Trapa. Bajada a la Espata.

El pasado mes de Julio tuve la oportunidad y el placer de participar como voluntario en la Ultra de Collarada, la fiesta del trail en Villanúa. Con 20 voluntarios más ascendimos a la cima el día de la 2KV en un día magnífico en el que comenzamos a caminar antes de las 6 de la mañana. Me gustó tanto que quise repetir (y añadir algún pico más) y Manolo y yo subimos de nuevo hace unos días.
La ruta es exigente y requiere estar habituado a caminar por pedreras, realizar trepadas y tener resistencia, ya que es una ruta durilla.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fecha: 21 de Agosto de 2.017
Duración: Fuimos rápidos. Lo normal es tardar entre 6 y 7 horas en total.
00:00 h - Refugio de la Trapa
00:15 h - Canal del Acher. Cadenas.
01:20 h - Llano de los Campanales
02:00 h - Inico de la canal del casquete somital.
02:10 h - Cima de Collarada (2.886 m)
02:40 h - Collado de Ip
03:20 h - Cima de Collaradeta (2.729 m)
03:25 h - Collado entre Collaradeta y El Fraile
03:30 h - Cima de El Fraile (2.705 m)
03:35 h - Ojo del Fraile
04:00 h - Paso Abete
05:00 h - Refugio de la Espata
Desnivel: 1.396 metros acumulados en ascenso y 1.415 en descenso. El punto final (Refugio de la Espata, 1.690 m.) está más bajo que el inicial (Refugio de la Trapa, 1.710 m.).
Longitud: 10,24 km en total.
Itinerario: Refugio de la Trapa - El Achar - Los Cubilares - Llano de los Campanales (Llano de la Fuente en algunos mapas) - Collarada (2.886 m) - Collado de Ip - Collaradeta (2.729 m) - El Fraile (2.705 m) - Ojo del Fraile - Paso Abete - Refugio de la Espata.
Dificultad: Moderada. Ruta de alta montaña donde atravesaremos pedreras, haremos trepadas y nos enfrentaremos a un desnivel total a tener en cuenta.



Powered by Wikiloc

Acceso: Desde Zaragoza tomamos la  A-23  hasta Jaca. Desde allí nos desviamos hacia el valle del Aragón (  N-330  ) y tras pasar Castiello de Jaca llegamos a Villanúa. Seguimos indicaciones hacia la Cueva de las Güixas y llegamos a la oficina de Turismo, donde comienza la pista de Collarada. En verano aquí se coge el taxi 4x4.
La pista de Collarada: En verano para llegar hasta el refugio de la Trapa y de la Espata en vehículo debemos contratar previamente el servicio de taxi 4x4 (contactar con el 622 24 58 02) que nos subirá y bajará por 10€/persona. Fuera del verano tendremos que pedir un permiso (reservar aquí) para subir hasta el refugio de la Espata por 5€/coche.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 Cogemos el primer taxi, el de las 06:00. El trayecto hasta la Trapa es de 45 minutos en los que nos cruzamos con un jabalí, un ciervo y varias liebres, cosas de madrugar. Vamos 4 personas y Toño, el conductor, ellos se bajan en la Espata y nosotros continuamos hasta la Trapa.

El taxi nos deja en el refugio de la Trapa (1.710 m). El día ya comienza a clarear pero estas primeras fotos las haré con flash y aumentarán la sensación de oscuridad.


Tras terminar de prepararnos, tomamos el sendero que sale junto al refugio y que nos conducirá hacia el Achar. A las pocos metros encontraremos una señal que reafirma la ruta.



No llevamos ni 5 minutos cuando salimos a una zona despejada de árboles desde donde ya vemos la canal del Achar, que es por donde superaremos la barrera rocosa que vemos frente a nosotros. Ya hay más luz y saco las primeras fotos sin usar el flash.


El sendero toma más pendiente y avanza por terreno más pedregoso para introducirnos en "la canal del Achar". Ascenderemos por la canal siguiendo marcas blancas y amarillas de PR, la pendiente es moderada.


Y llegamos a las cadenas, que nos ayudarán a superar un tramo con roca un poco pulida (I) pero sin dificultad. 



Superado este tramo reaparece el sendero y continuamos ascendiendo para salir de la canal.



Superada la canal llegamos a los Cubilares (1.900 m), zona de prados. Llevamos unos 25 minutos y ya vemos, todavía lejano, nuestro objetivo.


Aprovechamos para quitarnos algo de ropa. El cielo toma tintes rosados.


Reemprendemos la marcha, ahora afrontaremos una larga subida por las lomas herbosas hasta el llano de los Campanales. Paciencia, está más lejos de lo que parece.


Atravesamos una pequeña vaguada por una pequeña zona con mucha piedra caliza aflorando y continuamos ascendiendo. El Achar ya queda atrás.


Aparecen los Lecherines y el Bisaurín, que nos os engañe la perspectiva, entre nosotros y esos picos está el valle del Aragón 900 metros más abajo.


Poco a poco va amaneciendo, pero a nosotros no nos dará el sol hasta que estemos en la cima; es lo que tiene madrugar.


Vamos remontando las lomas poco a poco, la pendiente se va incrementando cada vez más.


Pero la vista se va hacia el Oeste, donde los primeros rayos de sol calientan el Bisaurín y el Aspe.




Mientras contemplamos el espectáculo, seguimos ganando altura. La ascensión en sí es algo monótona y evidente, ya que el 85% del tiempo veremos nuestro objetivo.


Un grupo de 5 sarrios nos dió los buenos días, se dejaron fotografiar durante un buen rato.





Seguimos ascendiendo, ahora sin sendero definido (pero con hitos) y por terreno cada vez más pedregoso. Llevamos a nuestra izquierda un barranquillo seco.



Llevamos 1 hora desde el refugio cuando la subida nos da un descansillo, estamos a 2.200 metros. Ahora cruzaremos el barranquillo para ascender por la ladera herbosa del otro lado. Encontraremos una manguera (flechas azules) que podemos seguir.


También debo decir que creo que la ruta "habitual" (azul oscuro) bordea el resalte rocoso avanzando junto al barranco de la Ciseresa. A mí me gusta más la opción que seguimos nosotros (azul cielo).



Esta subida se puede hacer algo durilla, ganaremos 200 metros de desnivel en apenas 15-20 minutos.


Vistazo, atrás. Se ve en primer plano la manguera que vamos siguiendo; al fondo y ya bastante abajo se aprecia el Achar.


Y tras 1 hora y 20 minutos de marcha llegamos al llano de los Campanales (2.405 m), donde aprovechamos para recuperar fuerzas. Aquí está la balsa de los Campanales, casi siempre seca. La cima parece cercana, pero aun quedan 500 metros de desnivel.


La misma foto con algunas indicaciones, nuestra ruta está en azul claro y la ruta habitual de la que nos hemos separado hace un rato en azul oscuro


Seguimos avanzando y la balsa ya queda atrás. También había algún vivac.


Bonitas formaciones rocosas, son los Campanales de Collarada.



Tras el llano, volvemos a ascender ahora por una zona bastante pedregosa hasta situarnos por encima del cortado de la derecha de la foto.


Manolo en la subida. Se aprecia la suave pendiente de la ladera, luego cambia la cosa.


Ahora trazaremos una media ladera ascendente bajo la Collarada con la idea de evitar la incomoda y deslizante pedrera buscando la zona de roca marrón de la derecha para ascender.



Vistazo atrás, los Campanales de Collarada y los Lecherines ya con más luz.



Encontramos edelweiss, una foto y ya los tenemos para siempre.


Y de repente damos con un ancho sendero que nos ahorrará en gran medida la incómoda pedrera. La Collarada impone debido a la fuerte pendiente de la ladera.



El sendero va trazando algunas pequeñas zetas por la ladera y sobre la cota 2.700 entra en la fina pedrera, por suerte está bastante pisado y no se sube mal del todo.



Por fin alcanzamos el casquete somital de la Collarada. Ascenderemos los apenas 100 metros de desnivel restantes hasta la cima por una de las canales que se abren paso por este zócalo rocoso, ya siempre he subido por la de la derecha, pero también se puede ascender por la de la izquierda.



Me pongo el casco por si cae alguna piedra, ya que hay mucha piedra suelta; mejor evitar las zonas con muchas piedras y avanzar por la roca. Encontraremos algún paso de grado I (fácil).


Pese a la apariencia, se sube muy bien.


Cuando estamos cerca de salir a la cresta nos desviamos a la derecha buscando los mejores pasos. La antecima ya está a nuestra altura.


¡Cimaaa!. Collarada (2.886 m), hemos subido en 2 horas y 10 minutos, bastante rápidos ya que lo normal es tardar unas 3 horas. En la cima está el vértice geodésico y algunas cosillas más. Si algo en especial tiene la Collarada es que es un mirador de lujo.






Ahora algunas fotos con más detalle.






Y que no falten las fotos de cima, Manolo y yo: ¡que caras de felicidad!.



Tras 1 hora en la cima comenzamos el descenso, en vez de volver por el mismo camino bajaremos al collado de Ip para finalizar en el refugio de la Espata.


Descenderemos el casquete somital con cuidado y siguiendo un leve senderillo con hitos, haremos algún pequeño destrepe (I). Ojo con no tirar piedras. Nos cruzamos y compartimos impresiones con nuestros compañeros de taxi, que han salido desde la Espata.


Tras los destrepes nos espera la pedrera por la que bajaremos deslizándonos sin esfuerzo (seguir el sendero) cerca de 150 metros de desnivel.


Vistas según descendemos hacia el collado.




Poco a poco el terreno va cambiando y está mas asentado y con piedras de más tamaño, por lo que seguiremos descendiendo por el sendero ya sin deslizar.


La misma foto con indicaciones de lo que vamos a hacer a continuación (azul claro), seguimos descendiendo hasta el collado de Ip para luego remontar un vallecito y ganar Collaradeta y el Fraile. Finalmente acortaremos por otra pedrera para enlazar con el sendero que va del collado de Ip hacia el paso Abete y el refugio de la Espata (azul oscuro); si nos conformaramos con subir solo a Collarada bajaríamos directamente por este sendero.


Llegamos a un colladete previo al collado de Ip. Seguimos descendiendo por sendero hacia el verdadero collado.



Collado de Ip (2.570 m), aquí confluye la ruta que viene desde la Espata (punto final de la ruta de hoy) y la que viene del ibón de Ip y Canfranc-Estación. Hacemos una pequeña parada. Llevamos 30 minutos desde la cima; 2 horas y 40 minutos en total.





Como nosotros vamos hacia Collaradeta volvemos a la carga y trazamos una media ladera algo incómoda al principio para no perder altura. Sortearemos el resalte del centro de la foto para llegar a un pequeño vallecito pedregoso.


Ya en el vallecito en vez de alcanzar el collado de enfrente, torceremos a la derecha para atacar la cima haciendo alguna sencilla trepada (¿I?).


Salvadas las primeras trepadas solo resta una ladera de piedra que nos llevará hasta un último escalón que superaremos sin dificultad y que nos dejará en la cima.



Y llegamos a nuestra segunda cima del día: Collaradeta (2.729 m). En 40 minutos desde el collado (lo normal es tardar unos 50 minutos) y 3 horas y 20 minutos de marcha en total. Coincidimos con 3 montañeros más que después iban hacia Peña Nevera y las Somolas. Aprovecho a ponerme de pantalón corto ya que aunque solo son las 11:15 hace calor.






Reemprendemos la marcha para ir a nuestro último pico del día: El Fraile. Descenderemos al collado entre El Fraile y Collaradeta y remontaremos los 25 metros de desnivel restantes hasta la cima.


Ya en el collado (2.670 m) planteamos alargar la ruta hasta Peña Nevera, pero decidimos conformarnos con El Fraile por miedo a perder el taxi de bajada.


En apenas 10 minutos (3 horas y 30 minutos en total) desde Collaradeta alcanzamos la cima de El Fraile (2.705 m) señalizada con un pequeño hito. Buenísimas vistas hacia el circo de Ip, los Cuchillares son impresionantes.







Tras una parada de cerca de 30 minutos reemprendemos la marcha para ir a visitar el Ojo del Fraile, que está muy cerca de la cima. Descendemos unos metros en dirección Oeste (hacia Collarada).


Y en 5 minutos llegamos al Ojo del Fraile, espectacular arco natural de unas dimensiones tremendas. Manolo desconocía la existencia de este lugar y le impresionó. También he leído que se le llama "El Puente".



 Tras la visita descendemos hacia el paso Abete, donde nos juntaremos con el camino que va del collado de Ip al refugio de la Espata.


Una perdiz blanca, con el plumaje de verano. No es fácil verlas.


Aprovechamos una zona de piedra fina para descender cómodamente hacia el paso Abete, que es donde confluye la roca de color marrón con la grisacea.


Unos metros antes de llegar al citado paso desembocamos en el sendero que viene del collado de Ip y que nos llevará hasta el refugio de la Espata, punto final de nuestra ruta.



Ya en el paso Abete (2.475 m). No se de donde le vendrá el nombre... Llevamos algo más de 25 minutos desde la cima de El Fraile.



Dejamos atrás la zona del collado de Ip. Como he comentado antes, si alguien no quisiera hacer el bucle de Collaradeta y El Fraile (azul claro) podría bajar directamente hacia el refugio de la Espata siguiendo la ruta azul oscuro.


Decimos adiós a las cotas altas y pedregosas de Collarada para continuar el descenso por las zonas herbosas. Descendemos una zona más pronunciada para llegar a unos llanos donde el sendero se pierde un poco.


Bonitas formas de las rocas. Atentos a los hitos que en este tramo nos marcarán la ruta.


Ascendemos ligeramente (ni 5 metros) para llegar a la zona alta de una larguísima loma descendente de hierba y piedras donde seguiremos hitos y algunos palos de madera.



Nos despedimos definitivamente de la Collarada y la Collaradeta.


La ladera toma una pendiente bastante fuerte que hará sufrir a nuestras pobres rodillas.


Los palos nos conducirán hasta una canal por donde con ayuda de algún pequeño destrepe (I) salvaremos los cortados. Estamos a 2.000 metros.




Mientras descendemos veremos algunas marcas amarillas y verdes que nos guiarán en encontrar los mejores pasos, también hay trazas de sendero.


Finalizada la canal nos resta un tramo por el bosque que se nos hizo un poco largo, parece que nunca llegamos al refugio.


Por fin llegamos al refugio de la Espata (1.690 m) tras 1 hora desde el paso Abete y 5 horas de marcha en total. Contando paradas han sido cerca de 7 horas de ruta. Cansados pero muy satisfechos nos refrescamos un poco en el abrevadero y esperamos en unos merenderos a que venga el taxi a las 14:30 mientras charlamos con nuestros compañeros que también están por aquí.