martes, 18 de julio de 2017

Gruta Helada de los Lecherines desde Canfranc

Saludos desde Villanúa, hoy os voy a enseñar la ruta a la Gruta Helada de los Lecherines, donde en los meses de final del invierno se forman espectaculares columnas de hielo. En esta ocasión, ya en verano; evidentemente no vamos a encontrar hielo pero aun así la visita a este lugar merece la pena.
La ruta de acceso es algo larga y con un desnivel ya a tener en cuenta.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fecha: 10 de Julio de 2.017
Duración: 00:00 h - Aparcamiento
00:35 h - Cruce barranco Aguaré
00:55 h - Gabardito
01:55 h - Mallata de Lecherín Bajo
02:30 h - Gruta Helada de los Lecherines
04:30 h - Aparcamiento
Es frecuente tardar unas 3 horas hasta la Gruta y 5 horas en total.
Desnivel: 1.276 metros acumulados en ascenso. Los mismos en descenso.
Longitud: 13,77 kilometros (ida y vuelta)
Ruta: Aparcamiento - Barranco de Aguaré - Gabardito - Senda alternativa - Senda GR-11 - Mallata de Lecherín Bajo - Canal - Gruta Helada de los Lecherines - Canal - Mallata de Lecherín Bajo - Senda GR-11 - Majada de Gabardito - Gabardito - Clavijas - Barranco de Aguaré - Aparcamiento.
Dificultad: Fácil +. Desnivel a tener en cuenta y si tomamos la "senda alternativa" debemos conocer bien la zona.


Powered by Wikiloc


Acceso: Desde Zaragoza cogemos la  A-23  hasta Jaca, desde allí seguimos por la  N-330  hasta Canfranc Pueblo, pasada la población veremos una gran explanada a la derecha (sentido ascendente), aparcaremos allí. Al otro lado esta la gasolinera de Cepsa.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hemos dejado el coche en la explanada que hay pasado Canfranc (1.060 m). Junto a ella está la gasolinera de Cepsa, que puede servir como referencia para no pasarnos.


Desde la explanada vemos el comienzo del sendero del barranco de Aguaré, que será por donde accedamos a Gabardito. Habrá que cruzar con mucha precaución la carretera.


Una vez cruzada la carretera tomamos un camino marcado como "Barranco de Aguaré" y "Gabardito por las clavijas" que discurre paralelo al barranco.


Tras unos metros llegamos a esta señalización y tomamos el sendero del barranco de Aguaré.


Comenzamos a ganar altura por el bosque. El sendero irá trazando zetas por la ladera para luego acercarse al cauce del barranco.


Desde el sendero vemos algunas cascadas, las lluvias de la noche (han caído 20 mm) hacen que el barranco baje mas vistoso que en anteriores días.


Encontramos más desvíos bien señalizados, si en vez de seguir hacia Gabardito nos desviasemos a los diferentes tramos del barranco veríamos más cascadas; pero hoy no toca.



Una panorámica de la ladera contraria, el día está bastante regular, pero al final nos respetará y no nos mojaremos.


Continuamos ascendiendo, hay algún tramo con fuerte pendiente. Cuando lleguemos a Gabardito ya habremos ganado unos 400 metros de desnivel.


Más desvíos, en esta ocasión a Aguaré Medio, nosotros seguimos hacia Gabardito. En el blog encontraréis información a cerca de esta ruta (solo hasta Gabardito) con los desvíos a las cascadas en una entrada del año pasado.


Tras 30 minutos caminando el sendero deja de ascender (e incluso desciende en algun tramo) para aproximarse al cauce del barranco.


¿Serán comestibles?, por si acaso ni las tocamos.


Bonitos paredones en el otro lado del barranco. Alguna nubecilla se cuela desde el norte, seguimos ascendiendo con la incertidumbre de si podremos llegar a la gruta...


Ya cerca del barranco observamos alguna poza que en días de calor invita al baño pese a la temperatura del agua. Pero ojo, son más profundas de lo que aparentan.


El sendero nos deja junto al barranco, seguiremos las marcas blanqui-amarillas de la PR para buscar un paso.



Las marcas nos conducen a un estrechamiento del barranco, por aquí cruzaremos sin dificultad. En épocas de fuerte deshielo este paso puede estar impracticable.


Ahora afrontaremos un tramo con pendiente bastante fuerte, el sendero sigue bien marcado y zigzaguea por la ladera.


Superado este tramo llegaremos a las clavijas, hoy algo más "complicadas" debido a que la roca estaba mojada y patinaba un poco, en condiciones normales se pasan sin dificultad.


Pasadas las clavijas entramos en un bosque muy húmedo compuesto de pino negro, abetos y algunas hayas. Por cierto, dadle la bienvenida (solo por un par de fotos) a la humedad de la izquierda de la lente de mi cámara.


Tras unos minutos ascendiendo el sendero nos deja en la pista y nos unimos con el sendero que sube desde Canfranc por el barranco de los Meses, también nos unimos por lo tanto con el trazado de la GR-11.



Tras apenas 2 minutos de pista salimos a Gabardito (1.480 m), zona de pastos con abundante ganado en estos meses de verano. Llevamos 55 minutos de marcha.


Ahora tenemos dos opciones: seguir hacia la Majada de Gabardito (cabaña) y más tarde continuar por la clara senda de la GR-11, opción que usaremos a la vuelta; o bien 350 metros antes de llegar a la cabaña tomar una senda que sale a nuestra derecha (no confundir con trazas de ganado). Si no se conoce bien la zona yo recomiendo seguir la GR-11; aunque si nos hemos movido con frecuencia por aquí la otra opción acorta algo de desnivel y tiempo. Nosotros como conocemos la zona tomamos la segunda opción.


El día sigue muy nublado en la zona de los Lecherines, hacia donde nos dirigimos. Como he indicado antes, hemos abandonado la GR-11 para tomar una senda que va algo más abajo y es más directa.


Cruzaremos el barranco de la Añaza, que más abajo se descuelga en una bonita cascada. Este barranco se junta unos metros más abajo con el de Campón y forman el de Aguaré.




Ahora entramos en zona boscosa y continuamos ganando altura muy poco a poco. También atravesaremos algún claro, de momento la senda se sigue sin dificultad.



Cruzamos algún pequeño barranco más, si no fuese porque esta noche ha llovido seguramente estaría seco.


Tras cruzar este barranquito salimos a un gran claro donde la senda se pierde, lo cruzaremos y avanzaremos en dirección Noreste por el bosque.




A los pocos metros nos topamos con el barranco de Campón, lo remontaremos durante un centenar de metros hasta toparnos con el claro sendero de la GR-11 (la otra opción). Lo dicho, este último tramo es algo liante y recomiendo utilizar la GR-11 desde Gabardito si no se conoce bien la zona.



Cruzamos otro pequeño barranco que viene de las agrestes laderas del pico de la Madalena.


Ahora el sendero se mete en un espeso bosque de pino negro. El sendero vuelve a ganar altura de forma más visible, ya que llevabamos un rato de llaneo.


Tras salir del bosque y ya cercanos a la Mallata de Lecherín Bajo cruzamos el barranco de Campón y unos metros más tarde otro pequeño barranco.


Vistazo atrás, el bonito bosque de pino negro por el que hemos venido.


Y delante de nosotros ya vemos la zona que recorreremos a continuación, marco en azul nuestra ruta: una vez en la Mallata de Lecherín Bajo, ascenderemos hacia una amplia canal que nos dejará en la gruta.



 Por aquí ya pastan tranquilamente las vacas, los pastores nos contaron que las habían subido hace un rato desde Borau.



Ya en la Mallata de Lecherín Bajo (1.670 m) el sendero nos acerca a un par de casetas donde haremos una pequeña parada. Llevamos 1 hora desde Gabardito y 1 hora y 55 minutos de marcha en total.


Llegamos a las casetas, una de ellas esta destruida y la otra, un refugio de pastores; la encontramos abierta pero no se si se debía a la presencia de los pastores por aquí. Nos refrescamos en un abrevadero y continuamos hacia la canal.

Abandonamos la GR-11, que se dirige a Lopez-Huici y ascendemos por las laderas herbosas, aunque hay algún sendero preferimos no tomarlo de momento. El día sigue cubierto en cotas altas, pero no da la impresión de que vaya a llover.


Zoom al inicio de la canal.


Ya situados bajo la canal encontramos un sendero muy claro y balizado con marcas blanqui-verdes que nos llevará hasta la gruta. Por esta zona vimos alguna marmota y muchos lirios.


Creo que no hace falta decir donde acabaron estos...


Para acceder a la canal superaremos un repecho bastante duro por terreno que alterna la roca y la hierba. En mi opinión este es el tramo más duro de toda la ruta.




Superado el repecho, un vistazo hacia la Mallata de Lecherín Bajo, que ya ha quedado muy abajo.


 Ahora que ya estamos en la canal, iremos alternando pequeños repechos con vaguadas y zonas llanas. Pasaremos junto a la impresionante cueva Sistema Lecherines, en el sector del mismo nombre.


Superado el primer repecho de la canal llegamos a una zona más llana para después volver a afrontar otro repecho.


Fijaros en Manolo, que está en la parte alta del repecho; para daros cuenta de la magnitud de la subida.



Ahora la canal se parte en dos, nosotros tomaremos el ramal izquierdo que da acceso a la gruta. Pese al terreno pedregoso, el sendero esta bien marcado. El descenso por aquí será rápido aprovechando la piedra suelta.


 Los hitos y las marcas blanqui-verdes (además de que el rumbo es evidente) nos guiarán hacia la gruta.


Un último destrepe y ya estamos. Las nubes nos han engullido y la visión va mejorando y empeorando cada minuto.


En un momento en el que mejora la visión saco una foto al itinerario por el que hemos venido.



Y tras 2 horas y 30 minutos de marcha llegamos a la Gruta Helada de los Lecherines (2.050 m). Las dimensiones son realmente impresionantes y la poca visibilidad da a este lugar un aspecto fantasmagórico.






Decidimos entrar a la cueva, evidentemente no queda hielo, pero pongo unas fotos del blog elpirineodejose donde se ve el estado de la cueva en mayo del 2.013.




Tras descansar unos minutos descendemos a Canfranc por el mismo camino, exceptuando la variante comentada a la subida, esta vez tomamos la opción recomendada para gente que no conoce bien la zona y seguimos la GR-11 hasta el desvío a Aguaré. En total el descenso nos costó unas 2 horas, cerrando la ruta en 4 horas y 30 minutos.