miércoles, 31 de agosto de 2016

Pico Aspe (2.640 m) desde Candanchú

El Aspe, mi primer gran pico pirenaico. Sin duda una ascensión preciosa y con unas vistas espectaculares, eso sí, este pico hay que ganárselo ya que todas sus rutas de acceso superan los 1.000 metros de desnivel. Además, recomiendo tener una experiencia previa en la montaña antes de hacer picos de este tipo. Ascenderemos desde Candanchú, usando una de las rutas más habituales.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fecha: 27 de Julio de 2.016
Duración: 00:00 h - Aparcamiento de Candanchú
00:50 h - Paso de Tortiellas
01:10 h - Destrepe zona del barranco de Tortiellas
02:10 h - Base del corredor
02:40 h - Brecha / Final del corredor
02:45 h - Cima del Aspe
05:00 h - Aparcamiento de Candanchú
Desnivel: 1.245 metros acumulados en ascenso y los mismos en descenso
Longitud: 10,4 kilometros (ida y vuelta)
Ruta: Candanchú - Paso de Tortiellas - Falso Collado - Brecha - Cima Pico Aspe, el regreso por la misma ruta.
Dificultad: Media -. El desnivel es considerable y conviene estar acostumbrado a caminar por el monte y ser capaz de seguir hitos, cruzar neveros, trepar, .... además de tener un buen conocimiento de la zona (sobre todo en la parte baja, donde el caos de pistas nos puede llevar a equivocar el rumbo).

Powered by Wikiloc

Pongo el track de Wikiloc, no es mío porque mi GPS se volvió loco y no quedo bien el track. El que pongo es de "jajoubert" y sigue casi al 100% la misma ruta que hice yo.

Acceso: Desde Zaragoza tomamos la  A-23  hasta Jaca, allí tomamos la  N-330 , pasamos Villanúa y Canfranc (pueblo), no tomamos el túnel y seguimos hacia el Puerto del Somport, pasamos la Rioseta y nos desviamos a Candanchú, dejaremos el coche en el aparcamiento junto a la cafetería de la estación de esquí.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Comenzamos a caminar en el aparcamiento de Candanchú (1.530 m), junto a la cafetería de la estación. Hemos madrugado y la mañana se nos presenta con bastante niebla, cosa que no es atípica en esta zona.


A la derecha de la cafetería arranca nuestra ruta, seguiremos una pista que nos lleva por la zona baja de la estación hacia la Rinconada.


Rápidamente alcanzamos el circuito de Biathlon. Nada más pasar la "puerta" tomamos una pista a la izquierda. Pasa junto a la balsa que almacena el agua para los cañones.


Ahora solo tendremos que seguir los telearrastres. A los pocos minutos alcanzamos uno que asciende hacia la izquierda (S), lo seguimos. 


Junto a su última pilona arranca un senderillo bastante claro (incluso con niebla) que traza una media ladera hacia el paso de Tortiellas.



Ganamos altura poco a poco y vamos saliendo de la niebla.


El sendero nos deja en una pista de la estación por la que continuaremos ascendiendo. A los pocos metros la pista se bifurca, nosotros nos vamos hacia la derecha.


¡Por fin salimos de la niebla!


Y ya vemos el paso de Tortiellas, hacia donde nos dirigimos. De no ser por la niebla lo habríamos visto prácticamente durante todo el recorrido.


De repente, oigo un ruido a mi espalda, me giro y veo a este pequeño grupo de sarrios, luego veremos más... cosas de madrugar.


Tras una pequeña parada, afrontamos la última subida, que nos dejará en el paso de Tortiellas. Aunque hay bastante piedra suelta no se sube mal.


Mientras subimos nos deleitamos con el espectacular mar de nubes que cubre todo el valle de Aspe.



Nos metemos entre las paredes para ganar los últimos metros.



Y llegamos al Paso de Tortiellas (1.970 m), por este hemos salvado la muralla que se extiende desde el Tobazo hasta la Zapatilla y las puntas de Esper. Llevamos 50 minutos de marcha y por fin vemos nuestro objetivo.


Ahora seguiremos una pista que nos permite tomarnos un pequeño respiro. Esta zona de la estación se conoce como la Tuca.


Pasamos cerca de un par de iboncetes, las montañas del valle del Aragón: Collarada, La Moleta, Pala de Ip...


Cuando llevamos 5-10 minutos desde el paso de Tortiellas abandonaremos la pista y los dominios de la estación de esquí para encontrarnos, por fin, con la pura montaña. Cogemos un senderillo que se eleva por el pastizal.


Tras 5 minutos, el sendero nos deja en una zona escarpada sobre el barranco de Tortiellas, que va bastante por debajo de nosotros. Con la ayuda de los hitos superaremos este tramo sin demasiada dificultad, solo tendremos que destrepar un poco y progresar junto a la pared.



Pasada la zona escarpada, avanzamos hacia el Aspe atravesando tanto zonas pedregosas como zonas herbosas, todavía algo por encima del fondo del vallecito por el que transitamos.


Progresamos bajo un enorme paredón que parece (solo parece) a punto de caer. Otra opción sería descender hasta el fondo del vallecito, pero son metros que luego tendríamos que volver a ganar, por lo que preferimos avanzar por aquí.


Y cuando parece que el vallecito se cierra por completo nos desviaremos a la derecha para superar los cortados por una ladera de hierba y piedras.


La pendiente es bastante fuerte y nos hará sudar. Poco a poco iremos virando hacia la izquierda antes de topar con los murallones que tenemos sobre nosotros.


Superados los cortados, seguiremos ascendiendo por terreno pedregoso y pendiente. El avance por aquí es algo incómodo pero sin dificultades reseñables.


Estamos a 27 de Julio y todavía quedan algunos grandes neveros en esta zona, tendremos que sortearlos o bien cruzándolos con cuidado o bien por la rimaya. Seguimos ascendiendo.


Un vistazo atrás, en primer plano la Tuca Blanca, al fondo las montañas de la zona. Estamos a 2.300 metros de altitud.


Ascendemos por una pequeña canal pedregosa que nos da acceso a un colladito (2.409 m) desde donde vemos lo que nos resta hasta la cima. Aprovechamos para hacer una pequeña parada.


Tremendas vistas hacia la Llena de la Garganta y la del Bozo, por donde los sarrios campan a sus anchas sabiéndose superiores en este tipo de terrenos.



Llevamos algo más de 2 horas y afrontamos la parte final de la ascensión. La ruta habitual gana unos metros para después introducirse en el corredor y así ganar la brecha tras superar la fuerte pendiente de piedra suelta (azul oscuro).


Hoy, como el corredor presenta nieve en su parte alta decidimos desviarnos a la izquierda y, tras salir a una pequeña zona herbosa (2.452 m), ir siguiendo los hitos y, realizando pequeñas trepadas, ganar la brecha (azul claro).


Por aquí vimos un montón más de sarrios, contamos casi 20; impresionante.



De cualquiera de las dos maneras llegaremos a la brecha de Aspe (2.585 m) tras 30 minutos desde el colladito. ¡No queda nada!. En la foto, la brecha ya queda abajo.


Desde aquí solo resta la trepada final hasta la cima, hay un sendero bastante bien marcado, además de numerosos hitos.


Últimos metros, ¡que emoción!.


Y, tras 2 horas y 45 minutos, ¡llegamos a la cima del Aspe (2.640 m)!. Esta ha sido mi primera gran montaña del Pirineo y estoy super contento. La palabra que define lo que siento al estar aquí arriba es: sublime; ¡que espectáculo!.


Con Manolo, ¡gracias por llevarme hasta la cima!.


Las vistas son muy buenas al ser el Aspe el pico más alto de la zona, solo superado por el Bisaurín y las cimas más altas del macizo de Collarada.

Hacia el SW, las Llenas y el Bisaurín.

Hacia el W, el Pirineo Aragonés mas occidental.

Hacia el NW, los picos de Ansó y Hecho.

Hacia el N, el valle d'Aspe y las cumbres del valle de Tena.

Hacia el E, la Collarada y al fondo, el Monte Perdido.

Hacia el SE, los Lecherines.

Hacia el S, muy abajo, el coqueto valle de Aísa.

Candanchú y el bosque de las Hayas de Sansanet se van descubriendo.




Tras descansar un buen rato en la cima, comenzamos el regreso. De la cima hasta el aparcamiento de Candanchú nos costó 2 horas y 15 minutos; cerrando la ruta en 5 horas.


Espero que os haya gustado.
¡Hasta la próxima!