miércoles, 7 de julio de 2021

Peña del Mediodía (1.418 m) y Peña Amán (1.121 m) desde San Julián de Banzo

¡Muy buenas a todos! Por fin he terminado los exámenes de este año; ha sido un curso duro pero el esfuerzo siempre tiene su recompensa y, como todo ha ido bien, ahora tengo las vacaciones "libres" para disfrutar... y también para actualizar el blog, que tengo un par de entradas pendientes por subir.

El mes de mayo pasado, antes de que empezara el mes de "confinamiento voluntario" para estudiar, aproveché para quedar con Juan y con Pablo para hacer alguna rutilla maja. La idea inicial era subir al Pirineo pero, como no, anunciaban tiempo revuelto por ahí arriba, por lo que finalmente decidimos quedarnos en la sierra de Guara, que cada vez me gusta más.

Iremos a la Peña del Mediodía (o Picón, o directamente Picón del Mediodía), uno de los picos más atractivos de la sierra de Guara; su ascenso tiene miga, destacando un paso algo expuesto donde hay instalada una cadena. Combinaremos esta subida con la de la peña Amán (que forma junto con la peña San Miguel el Salto de Roldán). Al final, sale un recorrido bastante entretenido y algo exigente, donde nos tocará buscarnos la vida en algunos tramos.



Acceso: desde Zaragoza, tomamos la  A-23  hasta Huesca. Justo tras pasar la ciudad, tomamos el desvío hacia Barbastro y Lérida ( N-240 ). A los 8 km, nos desviamos hacia Loporzano por la  A-1227  y después por la  HU-330 . Pasamos dicha localidad y continuamos hacia Barluenga y finalmente hasta San Julián de Banzo  HU-V-3302 . Pasamos el pueblo hasta descubrir un desvío a la derecha que marca "San Martín de la Val d'Onsera"; tomaremos esa pista de tierra y aparece un primer desvío hacia San Martín que ignoramos, a los pocos metros, sale a la derecha otra pista por la que continuaremos hasta una explanada donde aparcamos y desde donde comienza la ruta.
 



Fecha: 23 de Mayo de 2021
Duración: -nuestros horarios sin contar paradas-
00:00 h.- Aparcamiento 
00:12 h.- Desvío al Picón
00:45 h.- Barranco de la Cobeta
01:00 h.- Colladete
01:25 h.- Barranco Reguero del Águila
01:35 h.- Paso de la cadena
01:55 h.- Cima de la Peña del Mediodía (1.418 m)
02:40 h.- Colladete
02:50 h.- Collado Frontón de Sopilata
03:20 h.- Conexión con la senda a Peña Amán
03:35 h.- Collado Frontón de Buesa
03:50 h.- Cima de Peña Amán
04:35 h.- Barranco de la Cobeta
05:00 h.- Aparcamiento
*A ritmo normal, calcular unas 6 horas de marcha o puede que incluso algo más.
Desnivel: 1.163 metros acumulados tanto en ascenso como en descenso.
Longitud: 15,62 km en total.
Dificultad: Media +. Ruta bastante "entretenida" en mi opinión. Destacar el paso de la cadena de la Peña del Mediodía, así como el último tramo, con terreno que requiere atención. También merece una mención la bajada entre el collado Frontón de Sopilata y la senda a la Peña Amán, ya que no hay senda marcada y la pendiente es bastante pronunciada, además, nos llevaremos arañazos seguro. Las clavijas de la Peña Amán son fáciles salvo que se tenga vértigo.

Track:
Powered by Wikiloc
 

 
Hemos dejado el coche en la explanada que sirve como aparcamiento (720 m), pasado San Julián de Banzo. La mañana se presenta incierta: está muy nublado e incluso nos ha llovido de camino, pero de momento seguimos con el plan inicial, por lo que tomamos el sendero señalizado hacia el Picón, la peña Amán y la peña San Miguel; junto al cartel del 'coto de caza'.


El inicio de la senda: perfectamente señalizado.


Los primeros metros de camino los hacemos en suave descenso hacia el cauce del barranco de San Martín de la Val d'Onsera (693 m), donde encontramos un curioso abrigo. Lo cruzamos (seco) y, ahora sí, comenzamos a ganar altura.


El abrigo situado junto al barranco, grande pero usado por animales.

Tras algo más de 10 minutos de camino, alcanzamos un desvío (760 m): ahora nos vamos hacia el Picón (derecha). Dentro de unas horas, bajaremos junto a la punta Sopilata para dirigirnos más directamente hacia la peña Amán, volviendo desde allí hasta este punto por la izquierda.


Dibujo con la ruta aproximada

El sendero va ganando altura de forma progresiva en dirección a las paredes que tenemos en frente (N). La verdad es que la subida se hace llevadera, y más si además se va con amigos... ¡aunque estén muy fuertes!.


Nos vamos acercando al barranco de la Cobeta

Las paredes de la peña Lenases

En mitad de la subida, nos topamos con un rebaño de cabras asilvestradas, ya muy extendidas por Guara. ¡Seguimos!


La Hoya de Huesca, con el Moncayo de fondo

Poco a poco, la senda nos ha ido acercando al barranco de la Cobeta (995 m), que también cruzaremos. Para bajar al cauce (también seco), destreparemos sin dificultad un pequeño resalte de unos 2-3 metros; antes había una sirga, pero hoy no estaba (tampoco hace falta). Llevamos 45 minutos.


El destrepe, visto desde arriba, antes de cruzar.

Nada más cruzar el barranco, el sendero reinicia la subida: ganaremos unos 100 metros de desnivel hasta alcanzar, cuando llevamos 1 hora justa de camino, un pequeño colladete (1.120 m) bajo la cresta de la Cobeta, desde donde por fin vemos nuestro primer objetivo: la peña del Mediodía. Este punto es importante porque luego aquí será donde nos desviemos para ir directamente hacia la peña Amán.


Vistas hacia la peña Amán (izda) y la punta Sopilata (dcha) durante la subida al colladete

Por fin aparece la peña del Mediodía: nuestro primer objetivo

Prácticamente sin detenernos, continuamos hacia el objetivo. El sendero, menos marcado pero muy claro, hace un pequeño descenso (N) y entra en un bonito bosque de carrascas por el que iremos avanzando en paralelo al barranco del Reguero del Águila.



En este tramo encontramos un montón de flores distintas a los lados del sendero... ¡qué bonita es la primavera!.


Genista

Ranunculus platanifolius

Globularia cordifolia

Vamos remontando suavemente el barranco alternando zonas de bosque con pequeños claros hasta que, finalmente, el sendero se decide a cruzarlo (1.175 m) y comienza a ascender con dureza por la ladera E de la montaña. Llevamos 1 hora y 25 minutos.

Actualmente a la punta NE se la denomina "El Picón", mientras que la SW recibe el nombre de "Peña del Mediodía". A veces se combinan ambos nombres, denominando "Picón del Mediodía" a la montaña.


Este repecho se hace durillo: el sendero asciende sin piedad y por terreno bastante resbaladizo (con bastante piedra suelta) donde los bastones son de gran ayuda. ¡A apretar los dientes!. Los últimos metros, nos tocará apoyar las manos y avanzar con tendencia a la derecha.



Y, tras más de 100 metros de subida, alcanzamos el famoso paso de la cadena (1.285 m) de la peña del Mediodía. Comienza con una pequeña trepada vertical para la que sí viene bien la cuerda, y continúa con una travesía horizontal de unos 10 metros con caída a la derecha (II). No es difícil, pero lógicamente abstenerse personas con vértigo.





Pasada la cadena, caminamos durante unos metros por una repisa hasta que la senda y los hitos nos invitan a girar a la izquierda y trepar hacia arriba: superamos un par de escalones fáciles (I) donde lo más complicado casi es no pincharte con los erizones.


Por estas terracitas treparemos hacia la parte alta de la Peña del Mediodía

Y pasadas las trepadas, salimos a la parte alta de la montaña, por donde superaremos los escasos 100 metros de desnivel que nos quedan hasta la cima. La pendiente es fuerte y el suelo pedregoso y resbaladizo; además, vemos multitud de trazas por todos lados, cualquiera sirve.

Ascendemos con tendencia a la izquierda (S) por un terreno que nos exige atención.


Y, tras el esfuerzo, alcanzamos la cima de la peña del Mediodía (1.418 m) después de poco menos de 2 horas (a ritmo "alegre"). Las vistas son buenas, sobre todo hacia el Salto de Roldán y la Hoya de Huesca. Paramos unos minutos a descansar y picar algo.

Foto de cima

Hacia el SE: la zona de San Martín de la Val d'Onsera y al fondo el rey de Guara

Hacia el NW: hacia el valle del río Flumen

Hacia el S: el Salto de Roldán y la Hoya de Huesca

Zoom al Salto de Roldán

Zoom hacia la ciudad de Huesca (¡y mi facultad!)



Tampoco nos entretenemos mucho, no vaya a ser que se ponga a llover y tengamos que destrepar y pasar la cadena con la roca mojada. Así pues, comenzamos a descender por el mismo camino: con cuidado hasta la cadena y desde allí más tranquilamente hasta llegar de nuevo al colladete (1.120 m) bajo la cresta de la Cobeta.

Terreno muy suelto que nos exige atención en la bajada hacia la cadena

Pasando de nuevo la cadena, esta vez de bajada

Por el barranco del Reguero del Águila, volviendo hacia el colladete

Otra de flores... ¡qué majo está todo!

Asphodelus albus o Gamón de montaña


Llevamos 2 horas y 40 minutos de ruta cuando alcanzamos de nuevo en el colladete (1.120 m). Desde aquí, podríamos volver al coche por el camino de subida, pero como queremos visitar la peña Amán, seguiremos una tímida senda que progresa hacia el collado Frontón Sopilata (dirección W).

Dejamos a nuestra espalda el camino de la ida y seguimos una tímida senda hacia punta Sopilata.


La senda discurre por el centro de la loma, y finalmente salva un tramito algo más abrupto por la derecha, dejándonos sin dificultad en el collado Frontón Sopilata (1.094 m), junto a la punta homónima.


Vistas hacia el valle del Flumen desde el collado. No bajaremos hacia allí.

En el collado, giramos a la izquierda y comenzamos a descender (S) con la idea de conectar con la senda que va a la peña Amán, que pasa unos 200 metros más abajo y que vemos durante casi toda la bajada. Parece fácil, pero la senda se pierde rápido y nos tendremos que buscar la vida por un terreno repleto de arbustos (arañazos asegurados) y que se empina bastante (ojo con los resbalones).


La bajada: el destino está claro, pero no es fácil

Por fin, tras un buen rato de "intensa" bajada, conectamos con la senda a la peña Amán y, sin detenernos, vamos hacia ella (dirección W). Estamos a 890 metros y llevamos 3 horas y 20 minutos.


Por allí hemos bajado... casi nada.

Después de la bajada anterior, caminar por una senda tan ancha como esta es un lujo. Vamos ganando altura poco a poco según nos acercamos a la peña, aunque hay algún repechito que no está mal. 

La peña Amán, visible durante todo el rato.


Sin más, llegamos al collado Frontón de Buesa (967 m) tras 3 horas y 35 minutos de ruta. Ahora tomamos el desvío hacia la cima de la peña Amán: el sendero se interna en un pequeño bosquete y sube decidido y sin dificultades casi hasta la cima.


El sendero nos deja bajo el mogote final

Los hitos nos guían en la parte final de la ascensión y nos llevan hasta las clavijas. Gracias a ellas, superaremos el último escalón, de unos 5-6 metros, que nos separa de la cima. No es difícil ni mucho menos, pero tenemos el abismo bien cerca y eso siempre impresiona.



Y llegamos a la cima de la peña Amán (1.121 m) tras 3 horas y 50 minutos de ruta (sin contar paradas). Cuenta la leyenda que el caballero Roldán, siendo perseguido y tratando de evitar la muerte, saltó a lomos de su caballo desde esta peña hasta la de San Miguel: salvando los abismos que caen al río Flumen y consiguiendo huir. Ambas peñas conforman actualmente "el Salto de Roldán".

Foto de cima, se nota el cansancio...



Hacia el W: el otro lado del Salto de Roldán (si que estaba fuerte el caballo...)

Hacia el N: la peña del Mediodía y parte de nuestra ruta

A un paso del abismo

Tras un pequeño descanso en la cima, comenzamos el descenso hacia el coche. Primero bajamos con cuidado por las clavijas y seguidamente continuamos hacia el collado de Frontón Buesa, desde donde continuaremos hacia San Julián de Banzo (aparcamiento).


Vistazo atrás ya de camino al aparcamiento.

Este sendero (que antes hemos recorrido en parte tras la bajada-jabalí desde el collado Frontón Sopilata) va perdiendo altura cómodamente en dirección E. Tendremos que cruzar el barranco de la Cobeta (825 m), aunque esta vez lo haremos un centenar de metros más abajo que esta mañana, cuando lo cruzamos mientras subíamos por el sendero del Picón


Está todo de un color verde intenso precioso

El barranco de la Cobeta: un vergel en estas fechas

Tras el cruce, nos espera una pequeña subida que a estas alturas de la ruta ya cuesta: llevamos 4 horas y 40 minutos en total.

Nuevo vistazo atrás con la última parte de la ruta dibujada



Pasamos de nuevo junto al desvío de esta mañana: ahora venimos desde la peña Amán y esta mañana fuimos hacia el Picón. Solo nos falta cruzar de nuevo el barranco de San Martín de la Val d'Onsera y superar la última subida hasta el aparcamiento, al que llegamos tras 5 horas de marcha.



Ha sido una ruta durilla y algo rompepiernas, pero muy interesante y además a un paso de Huesca. Sin duda la sierra de Guara y el Prepirineo en general esconden rincones muy majos que habrá que seguir descubriendo. 
¡Hasta la próxima!