martes, 1 de noviembre de 2016

Cascadas y Llanos de La Larri - Valle de Pineta

Hoy, por primera vez en este blog vamos a visitar el valle de Pineta, para mí, el valle más espectacular del Pirineo Aragonés. Además, con los árboles luciendo de gala para el otoño, el valle esta precioso. Haremos la ruta a los Llanos de La Larri, subiendo por la senda junto a las cascadas y bajando por la pista.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fecha: 29 de Octubre de 2.016
Duración: 00:00 h - Aparcamiento de Pineta
00:15 h - Puente sobre el Cinca
00:17 h  a  00:45 h - Cascadas de La Larri
00:45 h - Pista
01:05 h - Llanos de La Larri
02:00 h - Aparcamiento de Pineta
Desnivel: 323 metros acumulados en ascenso y los mismos en descenso.
Longitud: 7 kilómetros en total
Ruta: Aparcamiento - Puente sobre el Cinca - Senda de las cascadas del Río La Larri - Pista de La Larri - Llanos de La Larri - Pista de La Larri - Aparcamiento.
Dificultad: Fácil -. Ruta sencilla y sin ninguna dificultad en especial.


Powered by Wikiloc


Acceso: Desde Zaragoza tomamos la  A-23  hasta Huesca, de allí nos dirigimos a la bonita localidad de Aínsa, hay dos opciones:
1- Seguimos por la  A-23  hasta Sabiñánigo, desde allí nos desviamos por la cómoda  N-260  hasta Fiscal y luego seguimos por la misma carretera (ya no tan cómoda) hasta Aínsa previo paso por el incómodo estrecho que el Ara forma junto a Jánovas.
2- Junto a Huesca, nos desviamos por la  N-240  para, tras unos kilómetros, tomar la  A-22 . Luego tomar la salida y la  N-240  de nuevo para llegar a Barbastro. Allí tomar la  N-123  y luego la  A-138  que tras pasar junto a los embalses de El Grado y Mediano, nos deja en Aínsa.
Ya en Aínsa tomar (o seguir si se viene de Barbastro) la  A-138  que remonta el valle de Bielsa hasta la localidad de dicho nombre, donde tomaremos la  HU-V-6402  que se introduce en el valle de Pineta, seguirla hasta el fondo y aparcar en el aparcamiento (hay fechas en la que es de pago, 2€ todo el día).

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nuestra ruta de hoy comienza en el aparcamiento del circo de Pineta (1.390 m), a estas horas de la mañana todavía con pocos vehículos.


Desde la explanada del aparcamiento tenemos unas vistas geniales del entorno. El colorido de los árboles es impresionante.


 Un zoom a las cascadas del Cinca, ¡espectaculares!.



Tras ponernos las mochilas y calzarnos comenzamos a caminar, atravesamos el aparcamiento en dirección Oeste pasando junto a pequeñas edificaciones.


Y llegamos a un desvío, nos vamos a la derecha hacia las Cascadas de La Larri. A la vuelta vendremos por el camino de la izquierda.


Encontramos unos carteles que nos avisan de algunos riesgos. Hoy no habrá problemas.


Pasamos junto a una borda enclavada en un bonito claro donde pasta el ganado.




Entramos en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Si de normal ya debemos ser respetuosos con la naturaleza, aquí aun más si cabe.


El camino, ancho y llano, nos permite admirar los colores de las hayas.




Cuando llevamos unos 15 minutos de marcha, llegamos a un puente por el que cruzaremos el río Cinca. Hoy baja "con ganas", no me quiero ni imaginar como bajaría la semana pasada, cuando cayeron unos 300 litros en apenas día y medio.



Tomaremos otro desvío, nosotros siempre vamos hacia las cascadas de La Larri o hacia los llanos del mismo nombre. Cuando comencemos a oír el estruendo del río La Larri, que está a unos pocos metros de nosotros; el sendero se empinará de una forma considerable, señal de que ya estamos en el sendero de las cascadas.


Es tal lo pronunciado del terreno que ganaremos altura subiendo pequeños escalones de madera, parece que no se acaban nunca...


Cruzamos algún pequeño barranco, como véis el sendero está muy bien trabajado.


Tras menos de 5 minutos desde que estamos junto al río La Larri, comenzamos a ver sus primeras cascadas, son bellísimas y más grandes de lo que parece en las fotos.


Un vistazo hacia el valle, precioso.


A la vez que vamos ganando altura por los escalones, irán apareciendo más cascadas, ¡qué barbaridad!.


Tras una pequeña parada para hacer fotos, seguimos ganando altura. ¿Habrá alguien que haya contado el número de escalones?


Llegamos a otra cascada, para ver esta hubo que asomarse unos metros (menos de 5) al río.


A todo esto seguimos subiendo escalones, no se que es peor, si subir con los escalones o subir por sendero la cuesta... Hay algún tramo donde el camino está protegido por una valla.


Alcanzamos una cascada más, esta contaba con su propio mirador. Con tantas cascadas se pierde algo de tiempo parando a hacer fotos cada dos por tres.


Unos metros más adelante encontramos otra cascada, esta parecía un tobogán ya que no tiene tanta inclinación.


Proseguimos, vemos acebo, le hacemos una foto y ya lo tenemos para siempre, prohibido arrancarlo.


Menuda gama de colores que hay en los árboles.


Y otra cascada, sin duda el río es espectacular y ha merecido la pena venir por aquí, ¡cuántas cascadas!.


Reanudamos la marcha, además de las cascadas, el hayedo por el que estamos subiendo es otro de los grandes atractivos de la ruta.




Tras otros tantos escalones, llegamos a esta espectacular cascada. Hacemos unas fotos y continuamos.


Por encima de la cascada se ve la pista en la que desembocaremos en menos de 5 minutos.


Cuando llevamos unos 45 minutos de marcha y 30 por el camino de las cascadas, la senda nos deja en la pista que va a los llanos, la dirección a tomar esta marcada por unos carteles pero no hay pérdida posible.


La pista pasa junto a otra cascada, parece que nos vamos a mojar.



Pero todo sea por sacar una buena foto de la cascada.



Junto a la cascada podemos echar un vistazo hacia las paredes del Monte Perdido, al otro lado del valle.


La pista abandona el terreno arbolado para salir a terreno despejado, a los lados los helechos también con tonos otoñales. Ya no queda casi nada para llegar a los llanos.


Un vistazo hacia Monte Perdido y el circo de Pineta, me recreo con las fotos.




Tras atajar una curva de la pista por un senderillo (apenas se ahorran 1 o 2 minutos), salimos de nuevo a la pista, ya se intuyen los llanos.


Tras 1 hora justa de marcha, aparecen ante nosotros los Llanos de La Larri (1.560 m). El lugar es bucólico. Junto a nosotros está el refugio libre de La Larri. Nos sorprende no ver ganado por aquí. Paramos a descansar y a almorzar.


Buenísimas vistas hacia el macizo de Monte Perdido. Identifico los picos.

Y si nos fijamos podremos apreciar un trozo del glaciar del Monte Perdido, ¡el primer glaciar que veo (en directo) en mi vida!

 Foto de recuerdo, el fotógrafo fotografiado.

Aunque no nos marcharíamos nunca, tras un rato descansando, comenzamos el regreso. Lo haremos siguiendo la pista por la que hemos seguido, pero esta vez la seguiremos hasta el aparcamiento, se da un poco de rodeo pero así no bajamos por donde hemos subido.


Entrados en el bosque de nuevo y tras no tomar ningún desvío nos aproximamos a las paredes del circo.



Llegaremos a una zona con más desvíos, sobre todo hacia Marboré y la cascada del Cinca, si tomaramos el desvío a la pradera de Pineta acortaríamos, pero nosotros seguiremos por la pista.



Seguimos disfrutando del otoño.


Ahora cruzamos el Cinca por un puente.


Un vistazo (lástima el sol de frente) hacia el valle.


Tras un par de revueltas de la pista, volvemos a los hayedos del fondo del valle.



Finalmente, tras 1 hora de descenso y 2 horas en total de marcha, llegamos al aparcamiento, dando por concluida la ruta de hoy, que personalmente, me ha encantado.


Foto de despedida sacada desde el coche, ¡adiós Pineta!


Espero que os haya gustado
¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario