lunes, 7 de noviembre de 2016

5 en 1, el resto de las excursiones de las vacaciones en Villanúa

Con el fin de acabar ya de publicar mis excursiones de las vacaciones en Villanúa, un año más publico esta entrada con 5 excursiones que en mi opinión no tienen la "relevancia" como para dedicarles una entrada a parte pero si merecen ser publicadas.



----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Paseo del Juncaral desde Villanúa

Una mañana en la que no podemos ir a la piscina, mi yaya y yo decidimos ir a pasear por el Juncaral, un bonito bosque junto al río Aragón. La ruta es fácil, muy bonita y nos llevará algo más de 1 hora.

Fecha: 26 de Junio del 2.016
Duración: 00:00 h - Villanua
00:20 h - Río Aragón
00:35 h - Calle Pico Aspe
00:40 h - Ecoparque el Juncaral
00:50 h - Carretera N-330
01:15 h - Villanua
Desnivel: tan solo 45 metros en ascenso y los mismos en descenso. Realmente la ruta es completamente llana y el camino es muy cómodo haciéndolo transitable para gente de todas las edades.
Longitud: 4,9 kilometros (ida y vuelta). Hay posibilidad de hacer tan solo 3,5 kilometros si en la calle Pico Aspe decidimos retornar hacia Villanua.
Dificultad: Muy fácil. Ruta apta para todo el mundo.


Comenzamos a caminar en Villanúa (953 metros), para llegar al punto de partida, justo cuando los carteles de la carretera señalizan que entramos en Villanúa (según se viene de Jaca), tomar una carretera a la izquierda que se dirige al casco antiguo, antes de cruzar el río están los carteles de señalización de la ruta. Allí encontraremos las primeras señalizaciones, transitaremos por una pista entre campos.


Pese a estar casi en Julio, los montes están muy verdes y con abundantes flores.


Algunas bifurcaciones, casi todas están señalizadas menos esta, nos iremos a la izquierda.


La pista se convierte en un sendero muy ancho y perfecto para caminar. Entramos en el bosque del Juncaral, verde que te quiero verde. Recomiendo ir en silencio para escuchar mejor el canto de los pájaros.


Cruzamos una zona de agua estancada por un puente, cuantos recuerdos de la infancia me trae este camino.


El camino (marcado con las marcas amarillas y blancas de PR) sigue recto, pero me desvío unos metros por un senderito para ver el río.


Ahí está, el río Aragón. Lo que vemos es un pequeño meandro ya que el curso principal está unos metros más allá.


Volvemos al camino principal y continuamos con la ruta. Llegaremos a algún desvío perfectamente señalizado.



Pasamos sobre este barranco, creo que el caudal está regulado por la piscifactoría.


Y llegamos, tras 35 minutos de tranquilo caminar, a la calle Pico Aspe. Si no queremos continuar más, podemos seguir el asfalto hasta llegar a la pista por donde va el Camino de Santiago y volver a Villanúa (o volver por donde hemos venido).


Como nosotros vamos a continuar hasta el final del camino, seguimos las señalizaciones.


En 5 minutos alcanzamos el ecoparque el Juncaral, pasamos bajo la zona de tirolinas. Muy recomendable su visita, yo ya las he probado unas cuantas veces.


Más adelante llegaremos a la zona de los canales de kayac, esto aún lo tengo pendiente.


Cruzaremos los canales por un puente, unos metros más adelante llegaremos a una zona inundada por el agua, la superaremos por un puente.



Justo tras pasar el puente, llegaremos a una zona donde un cartel nos indica que el camino se termina aquí. Tomaremos la pista que tenemos en frente para regresar a Villanúa haciendo una ruta circular. También podríamos regresar por donde hemos venido.


Y saldremos a la carretera nacional 330, tendremos que caminar por el arcén varios centenares de metros, mucha precaución ya que suele haber bastante transito de coches.


Una panorámica de los montes de Aratorés-Aruej.


Tras unos 400 metros de recorrido por el arcén, aparecerá una pista que va paralela a la carretera, es la camino de Santiago, la tomamos. Pasaremos cerca del ecoparque del Juncaral, antes hemos ido por los árboles de en frente.


Tras seguir la pista durante un rato, llegaremos a Villanúa, el punto de partida; finalizando la ruta tras 1 hora y 15 minutos de marcha.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

De Villanúa a Canfranc por el Camino de Santiago

Ruta fácil y corta utilizando el trazado del Camino de Santiago. Disfrutaremos de vistas hacia los picos más altos de la zona y, en estos días, de gran cantidad de flores.

Fecha: 30 de Junio del 2.016
Duración: 00:00 h - Villanúa
01:05 h - Canfranc (pueblo)
02:00 h - Villanúa
Desnivel: 262 metros acumulados en ascenso y los mismos en descenso.
Longitud: 8,3 kilometros (ida y vuelta)
Dificultad: Muy fácil. Ruta sin ninguna dificultad en especial.


Comenzamos a caminar junto a la oficina de Turismo de Villanua, a 953 metros de altitud. Seguimos los carteles de las rutas, los primeros metros caminaremos por un camino empredrado.



La Collarada nos vigila casi 2.000 metros más arriba. Además, es el pico más alto de la Jacetania.


La pendiente de estos primeros metros cede, también se acaba el camino empredrado.


Cuando llevamos menos de 10 minutos llegamos a la entrada de la Cueva de las Güixas, imprescindible su visita si estamos por la zona.



Pero hoy tenemos otros quehaceres, continuamos siguiendo las señalizaciones hacia Canfranc.


Ignoraremos algún desvío hacia otros lugares del macizo de la Collarada.


Pasamos junto a un pequeño refugio, quizás pueda servir en caso de que el tiempo nos sorprenda.


El camino está bien señalizado en todo momento, además el sendero es muy ancho y no ofrece pérdida posible.


Al otro lado del río podemos ver la central eléctrica de Villanúa. Llevamos unos 15-20 minutos de agradable marcha.


Llegamos a un tramo en el que el sendero se inclina ligeramente para ganar algo de altura, caminamos bajo paredes de roca.


Los Lecherines ya están cubiertos por las nubes de evolución, por la tarde habrá tormenta.


Y también podemos ver el río Aragón, en este tramo va encajonado; cuidado al asomarse.


Ahora el camina pasa por debajo de la carretera.


Tras pasar por debajo llegamos a una zona de descanso con algunos bancos. Llevamos aproximadamente la mitad del camino.



Tocará pasar una segunda vez por debajo de la carretera, ojo con no darse un coscorrón.


Ahora el camino continua llaneando hacia Canfranc, como véis la ruta no tiene ninguna dificultad.


Me entretengo haciendo fotos a las numerosas flores que hay junto al camino, a ver si me voy aprendiendo los nombres.

 


Nos aproximamos a Canfranc, que está bajo ese monte del centro de la foto, que según mi mapa es el Monte Carniceras.


Cuando llevamos 55 minutos, llegamos al Puente de los Peregrinos (realmente su nombre es el de Puente Nuevo de Canfranc). Cruzamos el río Aragón y seguimos a la derecha hacia el pueblo.


Antes de llegar a él, pasaremos junto a la antigua Iglesia de la Trinidad, actualmente en ruinas.


Finalmente, tras 1 hora y 5 minutos, llegamos a Canfranc (1.030 m). Paseo unos minutos por sus calles y me siento en un banco para descansar un poco.



Tras descansar un rato, regreso a Villanúa en 55 minutos, cerrando la ruta en 2 horas de marcha.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cenarbe desde Villanúa

Vamos a visitar Cenarbe, un pueblo deshabitado del que solo se conserva la iglesia enclavado a unos pocos kilometros de Villanúa. Esta ruta es ideal para mañanas no muy calurosas y en las que no se disponga de mucho tiempo.

Fecha: 23 de Julio de 2.016
Duración: 00:00 h - Villanúa
00:10 h - Vías del tren
00:40 h - Cortafuegos
01:20 h - Cenarbe
02:15 h - Villanúa
Desnivel: 428 metros acumulados en ascenso y los mismos en descenso.
Longitud: 8,5 kilometros (ida y vuelta)
Dificultad: Fácil. Recomendable llevar pantalón largo.

Comenzamos a caminar en Villanúa (953 metros). Guiados por las indicaciones, ascenderemos por esta empinada calle.



Al final de la calle parte la senda, con mucha hierba y algo cerrada pero muy clara. Ascendemos poco a poco.


A los 10 minutos llegamos a las vías del Canfranero, las cruzaremos y continuaremos ascendiendo. Me parece que el tren pasa dos veces al día, una a media mañana y otra por la tarde.



Tras pasar junto a una fuente y con el camino ya más despejado de vegetación, ignoramos las señales hacia Diezcampanas para irnos hacia Cenarbe, los horarios son bastante exagerados.


Tras unos metros de senda, salimos a una pista, en 100 metros veremos otras indicaciones y volveremos a caminar por sendero.



 Hasta ahora, hemos caminado por el bosque (la Selva de Villanúa) casi todo el rato, pero al movernos por zonas más solanas y áridas, el terreno se llena de arbustos y erizones que nos dejarán alguna marca si no llevamos pantalón largo.


Un vistazo hacia el Sur, a la derecha se aprecia ligeramente la Peña Oroel.


Cuando llevamos unos 40 minutos, llegamos al cortafuegos. Lo atravesamos para continuar hacia Cenarbe. En la foto, un vistazo hacia arriba, me alegra verlo limpio.


 Antes de seguir con la ruta, si nos fijamos, podremos ver y a lo lejos la torre de la iglesia de Cenarbe. Aún  queda un rato.


Ahora la senda pierde unos 50 metros para cruzar un barranco (hoy seco) a la altura de esa zona sin árboles. Por aquí vi una víbora, suerte que no me mordió.


Ya en la zona desarbolada, un foto hacia arriba. Nosotros continuamos por el punzante (por los arbustos) sendero.


En algunos pequeños tramos se conserva el empedrado de este camino, que unía (y une) Villanúa y Cenarbe.


Volvemos al bosque. Me llamaron la atención un par de grietas en el terreno, ¿corrimiento de tierras?¿barrancos en el deshielo?, no sé...


Continuamos caminando, ahora ganamos altura suavemente entre los bojes.


Y cuando llevamos 1 hora y 20 minutos de marcha, un cartel nos indica que hemos llegado a Cenarbe (1.180 m). Sólo se conserva parcialmente la iglesia, pero también se aprecian algunos muros de casas.



A Manolo y a mí nos disgustó ver que habían aparecido algunas grietas importantes en la torre, el año pasado entramos a la iglesia (románica), este año por precaución no lo hicimos.



Ay Cenarbe lo que fuíste y lo que eres ahora... En 1.910 llegaron a vivir aquí casi 200 personas. Fotos comparativas.



He encontrado algunas fotografías antiguas de Cenarbe para apreciar mejor como era, aun se reconocen bastante bien donde estaban los campos, muros y también están los árboles frutales.



Imagen de www.despobladosdehuesca.com

El regreso lo hacemos por el mismo camino, en 55 minutos ya estamos en Villanúa, cerrando la ruta en 2 horas y 15 minutos.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Punta de la Selva (1.638 m) y "Final de la Selva" desde Villanúa

Bonita ruta matinal por la Selva de Villanúa ascendiendo a la Punta de la Selva y llegando hasta donde el bosque deja paso a las laderas herbosas del Bacún.

Fecha: 31 de Julio de 2.016
Duración: 00:00 h - Villanúa
00:40 h - Prados de Diezcampanas
02:00  h - Punta de la Selva
03:10  h - Final de la Selva
05:30 h - Villanúa
Desnivel: Aproximadamente 1.100 metros en ascenso y los mismos en descenso.
Longitud: 13,2 kilometros (ida y vuelta)
Ruta: Villanúa - Prados de Diezcampanas - Punta de la Selva - Cordal - Final del bosque. Regreso por el mismo itinerario.
Dificultad: Fácil +. Tras la reciente limpieza del sendero que recorre el cordal desde la Punta de la Selva al final del bosque la ruta queda clara en todo momento. El desnivel comienza a ser considerable.


Comenzamos a caminar en Villanúa, en la calle conocida como Camino de Cenarbe, seguimos las indicaciones.



En la parte alta de la calle encontraremos el inicio del sendero, que asciende poco a poco.


En unos minutos llegaremos a una casa, junto a ella están las vías del tren, pasa dos veces al día pero aun así precaución.



Tras unos minutos más llegaremos a unos desvíos, seguir siempre las indicaciones hacia los Prados de Diezcampanas, para alcanzar estos tras 45-50 minutos de marcha. Importante, antes de entrar en los prados veremos un cartel hacia la Punta de la Selva, no seguir la dirección que marca e introducirse en los prados. Continuar al prado superior (seguir trazas de pista), en el que hay una borda.


Desde aquí, marco la dirección a seguir para enlazar con el sendero a la Punta de la Selva.


Al final del prado enlazamos con el sendero, que es el que venía del sendero que salía justo antes de entrar en los prados y que no habíamos tomado. El sendero remonta en pendiente moderada las laderas de la Punta de la Selva por terreno semi-despejado.


De repente, el sendero nos deja en una trocha maderera que remonta en zetas el tramo que queda hasta la cima de la Punta de la Selva. Vimos alguna ardilla por los abetos.




Cuando llevamos unas 2 horas de marcha desde Villanúa (depende de nuestro ritmo) el sendero pasa por la cima de la Punta de la Selva (1.638 m). Pasa casi desapercibida debido a su poco prominencia hacia el Este.


Tras pasar por la cima continuamos por el sendero, que nos deja en una pista.


Desde la pista, las vistas hacia el valle son espectaculares, lástima el mal día.



Tras descansar 5 minutos continuamos. Cruzamos la pista para seguir por el cordal arbolado que nos llevará hasta el límite del bosque. Gracias a la Ultra de Collarada este camino ha sido desbrozado y se sigue muy bien, y tampoco tiene más misterio que seguir por la loma divisoria.


Habrá que superar un par de repechos bastante durillos que nos harán "apretar los dientes".


Tras mucho rato por el cordal el bosque desaparece, hemos llegado al "final de la Selva", estamos a una altura de 1.980 metros. Nos ha costado algo más de 3 horas de marcha desde Villanúa.
 Podríamos haber continuado hasta el Vértice de Bacún e incluso hasta el Bacún, pero las nubes comienzan a saltar estos dos montes y decidimos que lo más prudente es dejarlo para otro día, que las montañas no se van a mover.


Así se puso el panorama, mejor quedarnos aquí descansando y luego descender.
 Panorámica hecha con mi móvil.

El largo descenso hasta Villanúa nos costó (al trote a ratos) 2 horas y 20 minutos, cerrando la ruta en 5 horas y 30 minutos.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Aruej desde Villanúa

La última tarde de mis vacaciones en el Pirineo, decidí ir a visitar Aruej ya que la ruta es muy corta, no tiene dificultad y "me pilla al lado de casa". Desde el conjento deshabitado hay muy buenas vistas hacia la Collarada.

Fecha: 3 de Agosto del 2.016
Duración: 00:00 h - Villanúa (Urb. La Espata)
00:15 h - Aruej
00:30 h - Villanúa (Urb. La Espata)
Desnivel: 81 metros imperceptibles, ruta llana.
Longitud: 1,8 kilómetros (ida y vuelta)
Dificultad: Muy fácil. Ruta apta para todos los públicos.


Comenzamos la ruta en la Urb. de la Espata (Villanúa), a 980 metros de altitud. Para llegar al punto de partida, justo cuando los carteles de la carretera señalizan que entramos en Villanúa (según se viene de Jaca), tomar una cuesta asfaltada que sube a la izquierda y nos deja en un aparcamiento al lado de los edificios. Seguimos un camino por unos metros.


Más adelante, tenemos que tomar el sendero junto a una estructura de cemento.


A los pocos metros pasaremos cerca de unas casas, me parece que están abandonadas.


El camino se pega al monte, como es por la tarde ya no da el sol por aquí, lo que hoy se agradece bastante.


Una mirada hacia el cielo, hoy no habrá tormenta.


Y si miramos hacia el Norte, la Collarada, dominando el valle.


Cruzamos un pequeño barranco seco, ya estamos llegando.


Este mojón de piedras señaliza la llegada a Aruej, que está en un gran gran prado donde los jabalís se dejan ver de vez en cuando. Nos ha costado 15 minutos llegar.


Me acerco para ver un poco mejor lo que se conserva, no entré a ningún edificio.






Desde aquí hay una buena vista del macizo de la Collarada y la zona de la Selva de Villanúa.



Tras 10 minutos dando vueltas, comienzo el regreso hasta Villanúa, me costó otros 15 minutos, cerrando la ruta en 30 minutos de marcha.

Y hasta aquí las excursiones de mis vacaciones, ya estoy pensando en las del año que viene...
Espero que este reportaje os haya gustado.
¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario