lunes, 17 de agosto de 2015

Ibón de Iserías y Balcón de Iserías (2.282 m) por el Valle de Izas


Vuelvo con las excursiones pendientes de escribir, en esta ocasión vamos a visitar el Ibón de Iserías (o Ibón de Samán), este ibon es muy bonito porque su entorno transmite mucha tranquilidad, su cubeta esta rodeada por cimas que superan los 2.500 metros; como complemento, también ascendemos a un pico sin nombre al que yo he llamado Balcón de Iserías porque he visto que en algún blog lo llaman así, este pico tiene unas vertiginosas vistas al valle de Izas.


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fecha:  11 de Julio de 2.015
Duración: 00:00 h - Aparcamiento.
00:20 h - La Cantalera
00:40 h - Apertura del valle
00:50 h - Roca característica, desvío.
02:00 h - Refugio de la Vuelta de Izas
02:40 h - Collado junto al ibón
02:45 h - Ibón de Iserías
03:00 h - Balcon de Iserías
03:10 h - Collado junto al ibón
05:00 h - Aparcamiento
Desnivel: 952 metros acumulados en ascenso y los mismos en descenso.
Ruta:  Aparcamiento - La Cantalera - Apertura del valle - Refugio de la Vuelta de Iserías - Collado - Ibon de Iserías - Balcón de Iserías - Collado  -  Apertura del valle - La Cantalera - Aparcamiento
Dificultad:  Fácil +. Técnicamente ninguna, pero el desnivel es ya importante.

El track de la ruta, creo que a la vuelta tras pasar La Cantalera se volvió un poco loco el GPS pero el sendero es claro.



Acceso:  Desde Zaragoza, tomamos la autovía  A-23 , al llegar a Jaca, tomamos la  N-330 , justo tras pasar Canfranc-Estación, nos aparece un puente a la derecha de la carretera, cruzamos el puente y subimos por la pista hasta el Coll de Ladrones, tras pasar junto a el, seguimos con el coche hacia la entrada al valle y aparcamos junto al poste de inicio de la ruta.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hemos dejado el coche aparcado junto al poste de inicio de la ruta, a unos 1.340 metros de altitud. Caminaremos por un sendero bien marcado en todo momento y balizado con las marcas de la GR (que luego abandonaremos) y de PR.


 Tras 20 minutos de marcha y tras abandonar una zona boscosa llegamos a este caos de bloques denominado 'La Cantalera'. Paciencia y cuidado con algunas piedras pulidas que hay en el camino.


Tras otros 20 minutos ascendiendo por el pedregal, el terreno se allana y podemos contemplar el precioso Valle de Izas, con el Campanal de Izas vigilando en lo alto. A esta zona yo la he denominado "apertura del valle".


Ahora descendemos para situarnos al nivel del barranco,si el tramo anterior nos ha desgastado un poco, este nos ayudará a recuperar porque la pendiente es muy suave.


Cruzamos un barranco que viene de la zona de Iserías, en un rato estaremos por allí arriba. El pico de la parte alta de la foto es el Balcón de Iserías, aún no sabíamos que mas tarde lo ibamos a ascender.


Cuando llevamos algo más de 45 minutos, aparece a lo lejos la bonita Cascada de las Negras, que visitamos el año pasado.  Este año está sufriendo la escasez de lluvia. Como veis en la foto, hay un sendero debajo y otro encima (desde el que hago la foto), si no seguimos por el sendero de arriba podríamos pasarnos de largo el desvío así que estad atentos.


Y llegaremos a la característica roca cúbica donde está el desvío al ibón. Abandonamos la GR-11 y seguimos las marcas y sendero de la PR. Llevamos 50 minutos de marcha y estamos a 1.670 metros de altitud.



Comenzamos a ganar desnivel por un sendero que va trazando muchas zetas; este tramo es de los más cómodos porque la pendiente es suave y ganamos desnivel casi sin enterarnos.



Toda la ruta desde el desvío está plagada de edelweiss, ¡no los arranquéis!.


Cuando hemos remontado casi 200 metros de desnivel desde el desvío y estamos a una altitud de 1.850 metros, ya vemos la entrada a la faja por donde el sendero salva los cortados.


Mirada atrás, se aprecia el desnivel ascendido. Se aprecia ligeramente la senda de subida.


Justo en el comienzo de la faja inferior saco esta fotografía. El sendero la atraviesa sin apenas ganar altura, no hay ninguna dificultad, pero una caída sería fatal.


Los pinos negros nos quitan la sensación de exposición por momentos. Como véis el sendero está bien marcado en todo momento.


Y al final de la faja se encuentra el Refugio de la Vuelta de Iserías (1.900 m). En un estado bastante malo, pero con unas vistas tremendas hacia el valle y la zona de Candanchú. Llevamos 2 horas de marcha.




Tras descansar unos minutos reemprendemos la marcha, el sendero parte por detrás del refugio (dirección Sur). A partir de aquí la pendiente se va a incrementar y el sendero va a empeorar ligeramente, pero a su vez la ruta gana es espectacularidad, ¡ánimo!.


Ahora transitaremos por la faja superior, que es bastante más amplia que la inferior, que es por la que hemos ido antes. Tras ganar algo de altura llanearemos para luego comenzar la subida final al collado.
A la izquierda de la imagen se ve el Pico Balcón de Iserías.


Desde aquí vemos las zetas del camino en el tramo entre la piedra cúbica y la entrada a la faja inferior. No lo parece pero bajo los pinos hay dos cortados de muchos metros, mejor no rodar hacia allí.


Tras la zona del llaneo, comenzamos una subida en zetas que a mí se me hizo bastante dura. Marco por donde hemos venido desde el refugio.


Con el grueso de la ascensión ya hecho solo nos queda un ligero ascenso hacia el collado que da acceso al ibón de Iserías. El Balcón ya se ve menos fiero.


Cuando apenas restan 2 minutos para llegar al collado entramos en un vallecito herboso. ¡El ibón se hace de rogar!



Y, al fin, llegamos al collado (2.185 m), desde donde ya vemos el precioso ibón de Iserías (o de Samán), custodiado por las cumbres del Circo de Samán. Llevamos 2 horas y 40 minutos de marcha.


Ahora descendemos unos 30 metros hasta la orilla del ibón de Iserías, también conocido como ibón de Samán (2.150 m). Tiene unas agua muy claras y... ¡el agua no estaba fría!.


Tras descansar un buen rato junto al ibón y ver un par de marmotas, Manolo me pregunta que si me apetece subir a ese pico que se eleva sobre el valle de Izas, yo, aunque estoy cansado, acepto. Serán algo menos de 150 metros de desnivel muy empinados y sin sendero.


Tras remontar la pala, salimos a la cresta aunque es algo aérea no tiene dificultad.


Cima del Balcón de Iserías (2.282 m), nos ha costado 20 minutos desde el ibón, las vistas son increíbles.







Tras estar un rato en la cima, descendemos, pero esta vez lo hacemos directamente al collado, al que llegamos en 10 minutos. Aquí empieza nuestro calvario particular, tanto Manolo como yo agotamos antes de llegar al refugio los 2 litros de agua que llevabamos cada uno, no podemos coger de los barrancos porque hay ganado más arriba, y hace un calor de muerte... 


El descenso desde el collado hasta el punto de inicio nos costó 1 hora y 50 minutos. A mí se me hizo eterno y llegue al coche al borde de la deshidratación, al llegar a casa nos pesamos...¡habíamos perdido 2 kilos! En fin... a partir de ahora preferiré que me sobre agua a que me falte.

Espero que os haya gustado
¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario